Casa Arturo – Oviedo

  • casa_arturo01casa_arturo01
  • FachadaFachada
  • IMG_20161011_220225IMG_20161011_220225
  • IMG_20161011_221104IMG_20161011_221104
  • IMG_20161011_223434IMG_20161011_223434
  • IMG_20161011_225311IMG_20161011_225311
  • IMG_20161011_232350IMG_20161011_232350

Categoría: restaurantes y Tradicional

Descripción
Descripción
Fotos
Mapa
  • Hay sitios que siempre están ahí, aunque caigan en el olvido (personal), pero por suerte son olvidos pasajeros y cuando “despiertas” siguen ahí, con sus altibajos (sus/nuestras crisis) han llegado hasta hoy, lo que nos ha permitido estos días rememorar otros tiempos y disfrutar de los nuevos.

    Hablamos de rememorar porque mi primera visita a Casa Arturo es del siglo pasado (¡como suena!), donde los inicios laborales me llevaron a comer en este lugar varias veces atraído por la fama (que aún perdura) de la calidad de sus carnes: ¡si no habías comido un chuletón de Casa Arturo no sabias lo que era un buen chuletón! No sé si era una expresión exacta, ya que la memoria empieza a ser muy selectiva, pero el fondo era tal cual.

    El caso es que esta semana, por diferentes vicisitudes, acabamos cenando allí. Remodelado por fuera y con una estupenda terraza, por dentro sigue con el mismo aspecto clásico y tradicional  que lo recordaba.

    FachadaFoto:  página Web de Casa Arturo

    Tras tomar asiento, nos facilitan la carta y nos mencionan lo que tienen fuera de ella con productos del día. Como entrantes nos decantamos por un plato de los de fuera de carta, y es que empezando la temporada, y como amante de ellas, había que probar esos “Boletus con foie” que nos ofrecieron. Y que mejor manera de empezar, porque estaban buenísimos, tiernos como no recuerdo en otros lugares, sabrosos y con ese toque del foie que remata unos bocados con el que se te quitan las dudas y te preguntas porqué has tardado tanto en volver por aquí.

    img_20161011_221104

    Seguimos con otra entrada, no queríamos nada pesado (era cena y veníamos de comida opulenta) así que nos decantamos por media ración de “Verduras a la plancha”, un plato del que no puedes esperar sorpresas, pero donde si el producto es de calidad, cumple con creces, como así fue el caso (quizás la zanahoria fue le excepción, pelín grueso los trozos, unas laminas mas finas tal vez hubieran obtenido mejor resultado).

    img_20161011_223434

    Y no, el plato principal no fue el famoso chuletón, no nos sentíamos con fuerzas, así que nos decantamos por uno de los pescados del día: “Salmonete”, uno de mis pescados preferidos, a pesar del montón de espinas, me parece de los pescados mas jugosos y con más sabor a mar que podemos degustar. Me gustan más pequeños de tamaño que el de esta ocasión, pero, aunque los he comido mejores, no estaba nada mal.

    img_20161011_225311

    Rematamos la faena con un postre para compartir, un fantástico “Suflé de chocolate”, recién preparado (tardaron unos 10-15 minutos) y con ese contraste que le da el helado, ¡para chuparse los dedos!

    img_20161011_232350Acompañamos la cena con un verdejo de Rueda que acababan de traer el día antes, “Monasterio de los Olivos” que nos sorprendió gratamente, con frescura, afrutado, punto de acidez…en fin, vino expresivo y en definitiva muy rico.

    img_20161011_220225

    La cena ascendió a unos 75€ para dos personas. Un precio justo, no es barato, pero tampoco caro. Creo que fue acorde a la calidad de los productos, y por supuesto, al buen servicio (familiar) ofrecido.

    Creo que no volverá a caer en el (mi) olvido, y pronto estaremos de nuevo por allí.

  • No Records Found

    Sorry, no record were found. Please adjust your search criteria and try again.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *