Casa Assumpta

  • IMG_20170226_143257IMG_20170226_143257
  • IMG_20170226_142933IMG_20170226_142933
  • IMG_20170226_144010IMG_20170226_144010
  • IMG_20170226_145856IMG_20170226_145856
  • IMG_20170226_145905IMG_20170226_145905
  • IMG_20170226_150707IMG_20170226_150707
  • IMG_20170226_152208IMG_20170226_152208
  • IMG_20170226_153534IMG_20170226_153534
  • IMG_20170226_155538IMG_20170226_155538
  • IMG_20170226_161722IMG_20170226_161722
  • IMG_20170226_161923IMG_20170226_161923
  • IMG_20170226_163210IMG_20170226_163210

Categoría: restaurantes y TradicionalRestaurante Tags: calçots y comida catalana

Descripción
Descripción
Fotos
Mapa
  • Aprovechando la festividad de carnaval, La Buena Fartura se escapó unos días a Galicia en busca de desconexión, descanso y por supuesto del buen comer, cosa que en nuestra comunidad vecina está mas que asegurado y casi siempre a un mejor precio que en nuestra querida Asturias.

    Además de los manjares típicos gallegos, en esta ocasión íbamos a degustar, por recomendación de un buen amigo, una calçotada típica catalana a más de 1.000 km de su lugar tradicional, Cataluña.

    Casa Assumpta, en Arzúa (A Coruña), es un alojamiento de turismo rural, con restaurante, regentado por una familia catalana (o ascendencia cuanto menos) que lleva varios años celebrando en su acogedora casa las tradicionales calçotadas en la época de recolección de éstas (de enero a abril aproximadamente).

    Bienvenidos-Casa-Assumpta-300x169

    Como sabéis, la calçotada es un evento gastronómico en el que la gente se reúne para disfrutar de esta variedad de cebolleta que se asa a la parrilla y se comen con la mano (ataviados con unos gigantescos baberos, ya que no mancharse es todo un reto) acompañados con una salsa también especial, la salvitxada (muy similar a la salsa romesco).

    Para poder disfrutar de la calçotada en Casa Assumpta es recomendable reservar un par de semanas antes, ya que sólo se celebran los sábados y domingos y la demanda es muy alta.

    La degustación de los calçots se realiza en una carpa al aire libre en la parte exterior de la casa rural, donde en unas mesas largas realizadas con unos soportes y largueros, empiezan a servir en papel de periódico y sobre una teja los calçots con las salsa salvitxada.

    IMG_20170226_143257

    ¿Y como estaban? ¡Simplemente espectaculares! No sé si el tiempo que había pasado desde nuestra última vez multiplicaron esa percepción, pero estaban deliciosos: braseados al punto, con la parte exterior quemada, dejando el interior tierno y sabroso.

    Como es tradición también, para beber se sirven acompañados de un porrón de cava, que como no podía ser de otra manera, liga a la perfección.

    edf

    Decir, como ocurriría con el resto de la comida, que no hay límite de cantidad, puedes comer una, dos…o las raciones que quieras, ellos sacan y sacan calçots hasta que la gente va diciendo que es suficiente.

    cof

    Una vez damos por finalizada esta parte, pasamos al restaurante donde vamos a dar cuenta del resto del menú, también de tradición catalana.

    Empezamos por el clásico pan tumaca y jamón, espléndido el pan (que rico está el pan gallego, ¿verdad?) y el jamón pues pasable, sin más.

    edf

    Continuamos con una escalivada, aquí si se notó la calidad del producto de la huerta catalana (nos comentaron que las traían de alli en grandes cantidades todas las semanas), tanto la berenjena, como el pimiento y las cebollas estaban exquisitas.

    edf

    Seguimos con unas  judías del ganchet con butifarra, muy ricas las alubias (aunque un pelín sosas), y magnífica la butifarra, sabrosa y en su punto de brasa.

    edf

    Finalizamos con cordero a la brasa con alli oli. Rico el cordero, pero mejor aún la salsa alli oli y la patata gallega (destacar que en todos los sitios, ¡todos!, las patatas eran de verdad, y no patata industrial congelada, por desgracia muy dificil de ver por estos lares asturianos). 

    edf

    Y llegamos al postre, donde, como no podía ser de otra manera, nos sirvieron una crema catalana de chuparse los dedos.

    edf

    Acompañamos la comida con un estupendo Anima de Raimat, un vino tinto con DO Costers del Segre con tres tipos de unva: syrah, tempranillo y cabernet sauvignon. No lo había probado antes y resulto ser un gran acompañante para todos los platos.

    edf

    Café de pota y chupito casero de crema de orujo sería el mejor final para una gran comida.

    edf

    edf

    Una gran experiencia, en cantidad y calidad, en la que la factura ascendió a 88 € (38€ por persona el menu, y 12€ por un rico y casero menú infantil)

    edf

    PD: Aquí podéis ver un vídeo con fotos de la calçotada en Casas Assumpta

  • No Records Found

    Sorry, no record were found. Please adjust your search criteria and try again.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *