Casa Telva

  • Mesa-Comedor-1Mesa-Comedor-1
  • Arroz-con-lecheArroz-con-leche
  • Carta-1Carta-1
  • Carta-2Carta-2
  • Carta-3Carta-3
  • Carta-4Carta-4
  • Carta-5Carta-5
  • Carta-6Carta-6
  • Carta-7Carta-7
  • CroquetasCroquetas
  • EnsaladaEnsalada
  • Mesa-Comedor-2Mesa-Comedor-2
  • PatoPato
  • SalitaSalita
  • SolomilloSolomillo
  • Tarta-AvellanasTarta-Avellanas

Categoría: Tradicional

Descripción
Descripción
Fotos
Mapa
  • Casa Telva pertenece al movimiento Slow Food España, causa que entiende la comida como un placer (en la medida de los tiempos y las posibilidades, ¿cuando no ha sido comer un placer?) valorando la calidad del producto y la manera de cocinar, por lo general tendiendo ésta a lo tradicional. También forma parte de la marca de calidad de Mesas de Asturias, donde no sólo se valora la parte gastronómica sino que aúna diferentes características que hacen que una comida o cena se convierta en una experiencia en un marco que aúna decoraciones cuidadas y un servicio y atención excelente para hacernos sentir como en nuestra propia casa.

    ¿Consigue Casa Telva todo lo que nos prometen estas marcas? La respuesta os la dejamos a vosotros, nosotros os vamos a contar nuestra experiencia.

    Nuestra visita fue hace unos 10 días, y la sensación es que con el paso de estos días la impresión inicial se ha ido diluyendo con el tiempo. El lugar es muy acogedor, una casa con dos plantas, en la superior tenemos la barra y unas mesas más informales, y ya en la planta baja encontramos el comedor principal, donde destaca un rinconcito con chimenea donde continuar una buena sobremesa.

    Salita Mesa Comedor 2

     

    La carta es variada, con más peso en el apartado carne que en la de pescados, con múltiples opciones en los entrantes y un apartado especial dedicado a los niños y rematado con las muchas opciones en los postres.

     

     

    Carta 1 Carta 3 Carta 4

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Carta 5 Carta 6 Carta 7

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Comenzamos nuestra degustación con la “Ensalada de espinacas y bonito del norte a la naranja“, que más que “bonito a la naranja”, debería indicar que  es ensalada de espinacas, bonito del norte y naranja (ya que “a la naranja” podría llevar al error que el bonito está elaborado previamente con esa estilo, cuando la realidad es que a la ensalada se le añaden unos trozos de este cítrico). Más allá de esta aclaración semántica, la ensalada está rica, es fresca y mezclan bien los tres ingredientes, con la originalidad del toque de la naranja en ese regusto final.

     

    Ensalada

     

    Continuamos con una “Croquetas de compango“, muy suaves, con el equilibrio correcto de ingredientes para no saturar con la parte fuerte del compango (chorizo y morcilla). Eso sí, llegaron no demasiado calientes, templadas, casi tirando a frío (esto ocurriría también con otros de los platos principales).

     

    Croquetas

     

    Continuamos con un “Solomillo de xata casina ecológica al café de París“, que, como curiosidad, aunque lleve el nombre de París, no es una salsa de origen francés sino suiza, en concreto en Ginebra lugar donde se ubica el restaurante que popularizó esta salsa para acompañar a su famoso entrecot y que se llama “Café de París”. Respecto a nuestro plato pues combina una gran calidad en el producto, con un solomillo jugoso y tierno (¡como no podría ser de otra manera con esa procedencia!) y una salsa tirando a plana, donde no destaca ninguna de las hierbas y esencias con las que se combina la mantequilla para dicha salsa.

    Solomillo

     

    El otro plato principal fue “Pato guisado al aroma de cítricos con puré de patatas“, donde nuevamente nos encontramos con un buen producto, con una carne tierna, resultado de un buen asado a baja temperatura, pero donde no percibimos los cítricos en ningún momento, y el acompañamiento, el puré de patatas, está demasiado líquido para mi gusto, si bien muchos recomiendan se acompañe así este tipo de guisos.

     

    Pato

     

    Finalizamos con dos postres, el clásico “Arroz con leche”, cremoso y bien de dulzor, y una “Tarta de Avellanas” demasiado dulce y empalagosa.

    La factura ascendió a unos 80€ (tomamos para acompañar la comida una botella de sidra y otra de agua), lo cual nos parece un tanto elevado, y las sensaciones (siempre sujetas a las expectativas previas) quizás no alcanzaron lo previsto, pero que mejor excusa para darle una segunda oportunidad 😉

  • No Records Found

    Sorry, no record were found. Please adjust your search criteria and try again.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *