Casino Ostatua (Elizondo)

  • casino01casino01
  • casino07casino07
  • casino02casino02
  • casino03casino03
  • casino04casino04
  • casino05casino05
  • casino06casino06

Categoría: restaurantes y De TapasRestaurante Tags: Elizondo, tapas, y terraza

Descripción
Descripción
Fotos
Mapa
Restaurantes Relacionados
  • Si, lo reconozco, soy de los que se han acercado hasta Elizondo arrastrado por la magistral pluma de Dolores Redondo. La famosa trilogía del Baztán te transporta a este fenomenal paraje navarro y es casi imposible no tener unas ganas inmensas de conocerlo in situ.

     

    Elizondo es la capital del Valle de Baztán. Bañada por el río Bidasoa sorprende por sus numerosas casas señoriales y palacios, además de un entorno natural sorprendente.

     

    Buscábamos para cenar uno de los restaurantes que aparecen en la trilogía, el restaurante Santxotenapero solo daba servicios de comida, al menos entre semana.

    Así que, caminado por el pueblo,  encontramos este pequeño bar que llamaba la atención por su terraza, siendo un local más bien pequeño con un par de mesas para cenar. Me gustó el nombre “Casino” lo que me recordó la cantidad de bares que conozco por León con ese nombre, así que decidimos entrar para cenar algo.

     

    Tiene una carta de raciones, pintxos y bocadillos, lo ideal para una cena informal. Decidimos probar, para compartir, varias raciones: rabas de calamar, patatas bravas, champiñones, croquetas de jamón, mejillones tigre, piparras fritas, chistorra y queso de la zona.

     

    Las patatas bravas picaban, eso es importante. Sin embargo venían acompañadas también de salsa ali-oli, muy típico del levante y que no soy capaz de encajar. Para mí, las bravas solo deben tener salsa de tomate picante.

     

    Los calamares, de potera, estaban muy buenos y con un precio irrisorio para lo que estamos acostumbrados a pagar en Asturias, unos 8€ la ración (nos comentaron que salían un poco caros). Frescos, sabrosos, bien fritos y una ración bastante generosa, sobre todo teniendo en cuenta el precio.

     

    Champiñones al ajillo sabrosos, unas croquetas correctas y unos mejillones tigres con un toque picante muy buenos también.

    Las piparras fritas, son muy típicas de la zona, y con el toque de sal y ajo entraban solas.

    No podía faltar la chistorra frita, también muy conocida, y un queso de leche de vaca de la zona, no muy curado que también estaba muy bueno.

     

    Muy bien atendidos, por un chico joven siempre dispuesto a aconsejar. Nos gustó tanto que al día siguiente repetimos experiencia.

     

    Y es que este pequeño bar de Elizondo es un sitio muy agradable para una cena informal y, por supuesto, charlar largo y tendido sobre cosas banales o, porque no, sobre la trilogía de Dolores Redondo que ha colocado a este valle en el mapa cultural.

     

     

     

     

     

     

  • No Records Found

    Sorry, no record were found. Please adjust your search criteria and try again.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *