Palacio de Anuncibai

  • anuncibai1anuncibai1
  • anuncibai2anuncibai2
  • anuncibai4anuncibai4
  • anuncibai3anuncibai3
  • anuncibai5anuncibai5
  • anuncibai6anuncibai6
  • anuncibai7anuncibai7
  • anuncibai8anuncibai8
  • anuncibai9anuncibai9
  • anuncibai10anuncibai10
  • anuncibai11anuncibai11
  • anuncibai13anuncibai13
  • anuncibai12anuncibai12

Categoría: restaurantes y Ocasiones EspecialesRestaurante Tags: bodas, comer en palacio, y terraza

Descripción
Descripción
Fotos
Mapa
Restaurantes Relacionados
  • Ya lo decía el bueno de Rubén Blades, la vida te da sorpresas. Y sin duda, una de las buenas sorpresas que nos depararó nuestro viaje al sur de Navarra fue encontrarnos con este restaurante a la vuelta.

     

    Lo cierto es que se nos hacía tarde y con el hambre apremiando buscabamos un sitio para comer algo rápido y seguir camino. Decidimos, casualmente, dejar la autopista A-68 a la altura de Llodio, con la esperanza de encontar lo que buscábamos.

     

    Sin embargo, nada más salir de la autopista, dirigiéndonos a Llodio, nos econtramos con este increible Palacio y no tuvimos más remedio que deternos.

    Tiene un buen aparcamiento y tras cruzar la puerta de acceso al recinto nos encontramos con un hermoso jardín y unas instalaciones limpias y muy cuidadas. Se ve que es un restaurante donde se celebran bodas y además del restaurante y los salones de bodas también cuenta con una cafetería.

     

    Accedemos al restaurante, para pedir mesa, y desde el primero momento recibimos un trato excepcional. Nos conducen al comedor situado en la parte trasera del restaurante. Una estancia amplia, cómoda, acorde a la categoría del restaurante.

     

    La carta ofrece una cocina vasca de calidad. Productos de la zona, fundamentalmente, cocinados siguiendo recetas clásicas. Sin embargo, elegimos un menú especial de fin de semana que se nos antoja como un buen medio para conocer la cocina que nos proponen. Un menú que cuesta 30€ (más IVA), un precio que puede parecer caro pero que está justificado de sobra.

     

    De entrada, al centro de la mesa, el menú nos ofrece surtido de embutidos ibéricos, tarrina de foie de oca con dulces de frutas y revuelto de hongos.

     

    Los embutidos ibéricos son de buena calidad. Un surtido con jamón, lomo, chorizo y salchichón, bien cortado.

     

    La tarrina de foie, muy correcta, y bien acompañada de dulces que daban un contraste fabuloso.

     

    El revuelto de hongos, sabroso, bien presentado y muy cremoso. Tres entrantes que no guardan mucho misterio, pero bien elaborados y con productos de primera.

     

    De plato principal elegimos, atún rojo a la plancha, solomillo ibérico al Pedro Ximenez y Merluza a la romana con chipirones en su tinta. La merluza sustituía al Arringorri a la Bilbaína que ofrecía el menú y que ya no quedaba.

     

    La merluza, rebozada y acompañada de chipirones en su tinta tenía su punto fuerte en la calidad de la merluza. Fresca y conservando ese sabor que parece que ya no tienen las merluzas que nos venden muchas veces.

     

    El solomillo, hecho en su punto y acompañado de una salsa ligera de Pedro Ximenez que le daba el toque justo de dulce que tan bien encaja con el solomillo de cerdo.

     

    Sin duda, el mejor plato es el atún rojo. Una buena ración, hecha con el toque justo de plancha donde el producto, como en el caso anterior, es el protagonista. Buena calidad y buena ejecución.

     

    De postre elegimos sorbete de mandarina muy bueno, no muy dulce y con una textura cremosa.

     

    También probamos la pantxineta, un postre típico del Páis Vasco que consiste en un bollo elaborado con una masa de hojaldre con almendras, relleno de crema y, en este caso, cubierto de chocolate.

     

    Un requesón con miel y nueces fue la otra elección. Sabor casero, muy bueno.

     

    Una cocina marcada por el producto, con elaboraciones sencillas, en un entorno maravilloso y un servicio muy profesional. No es un sitio para comer de paso, pero merece la pena perder unas horas de viaje y disfrutar de una buena comida, que no se esperaba. Y es que ya los sabemos, la vida te da sorpresa y algunas, hasta agradables.

     

     

  • No Records Found

    Sorry, no record were found. Please adjust your search criteria and try again.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *