Taberna Isaias

  • isaias05isaias05
  • isaias02isaias02
  • isaias03isaias03
  • isaias04isaias04

Categoría: Cocina PortuguesaRestaurante Tags: pescados plancha portugal comer sesimbra

Descripción
Descripción
Fotos
Mapa
  • Sesimbra es sinónimo de pescado. Esta pequeña localidad situada a menos de una hora al sur de Lisboa es conocida por la cantidad de restaurantes y tascas que tiene, donde preparan excelente pescado fresco de la zona, normalmente en parrilla de carbón.

    Casi todos los establecimientos tienen junto a la puerta una de estas parrillas incrustadas donde asan diversos pescados.
    En Sesimbra hay dos tipos de establecimientos, restaurantes propiamente dichos y otras tascas más pequeñas y “de toda la vida”, todas con el indicador común de convertir al pesacado en su plato estrella.
    Una de esas tascas es Isaías. Se trata de una pequeña taberna con una zona de bar y un comedor independiente de un tamaño reducido. Es frecuente compartir mesas con otros comensales ya que están pegadas unas a otras lo que es bastante curioso y, por lo que hemos visto, común en este tipo de establecimientos.
    Es habitual ver una larga cola de gente esperando para cenar lo que suele indicar que el sitio es bueno.
    El comedor tiene colgados de las paredes numerosos platos pintados para souvenirs traidos desde diferentes partes del mundo. Es un local pequeño, angosto, con mesas no muy grandes y, como decía antes, pegadas unas a otras con lo que si sois pocos tendréis que compartir.
    En Isaías no hay carta, simplemente tienes que elegir de la vitrina refrigerada que hay antes de entrar en el comedor el pescado que quieras comer. Ese mismo es el que te preparan. Los pescados son muy frescos y varían diariamente.
    Echamos un vistazo y nos llaman mucho la atención unos lenguados que tenían un aspecto fabuloso. Brillantes y muy frescos que parecían estar destinados a nosotros así que los elegimos sin dudar.
    Para beber una jarra de vino blanco de la casa, un vino muy correcto que acompaña perfectamente a los pescados de la zona.
    En el comedor compartimos mesa con un grupo de ingleses que, aconsejados por un lugareño, estaban degustando los deliciosos manjares que nos ofrece el mar. En frente observamos por una ventana como unas señoras, con cierta edad y ataviadas con los típicos delantales que las abuelas usaban es sus casas, están laborando por la cocina, con la calma que da la experiencia y el paso de los años.
    Antes de llegar los lenguados nos presentan una hermosa ensalada de lechuga, cebolla y tomate que regamos con buen aceite de oliva portugues, su correspondiente vinagre y sal. También nos traen una bandeja de patatas cocidas, enorme, que sirve de acompañamiento del pescado. Estos dos platos no los pedimos sino que forman parte de la guarnición del pescado.
    Los leguados no defraudan. Hechos en parrilla de leña emanan aroma a carbón y se nota la frescura del producto en cada bocado que damos. Realmente buenos.
    Como broche final pedimos una mousse de chocolate, simplemente correcta.
    LLega el momento de pedir la cuenta y es ahí donde llega nuestro asombro. El precio total para las dos personas con dos lenguados, la ensalada, la bandeja de patatas cocidas, la mousse de chocolate y el vino es de 24€. Habla por sí solo.
    La taberna de Isaíais no es un sitio cómodo ni elegante, sin embargo es un lugar idóneo para probar buen pescado fresco a un precio magnífico.
  • No Records Found

    Sorry, no record were found. Please adjust your search criteria and try again.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *