Yume

  • IMG_20170113_222416IMG_20170113_222416
  • IMG_20170113_222629IMG_20170113_222629
  • IMG_20170113_223305IMG_20170113_223305
  • IMG_20170113_224357IMG_20170113_224357
  • IMG_20170113_225915IMG_20170113_225915
  • IMG_20170113_225921IMG_20170113_225921
  • IMG_20170113_225928IMG_20170113_225928
  • IMG_20170113_225935IMG_20170113_225935
  • IMG_20170113_230102IMG_20170113_230102
  • IMG_20170113_230110IMG_20170113_230110
  • IMG_20170113_231652IMG_20170113_231652
  • IMG_20170113_235528IMG_20170113_235528
  • IMG_20170114_001530IMG_20170114_001530
  • IMG_20170114_001540IMG_20170114_001540

Categoría: restaurantes y FusiónRestaurante Tags: Aji, arroz, asiática, Avilés, Bao, Comida Fusión, Gyosas, Iratxe Miranda, La Habana, Nikkei, Postre, restaurante, y Yume

Descripción
Descripción
Fotos
Mapa
Restaurantes Relacionados
  • El pasado fin de semana tocaba una nueva visita cultural a Avilés (por cierto, gran programación y apuesta por diferentes eventos culturales que para sí quisieran otras ciudades), en esta ocasión a ver una obra de teatro: Invencible protagonizada por la gran Maribel Verdú.

    Y para dar continuidad a la velada, que mejor ocasión que descubrir y probar un nuevo lugar gastronómico. Para ser sinceros, el restaurante elegido no era mi primera elección, pero de nuevo, bendita casualidad, nos impidió ir donde pretendíamos y acabamos aquí, en Yume (donde hubiéramos ido tarde o temprano, ¡eso si!).

    Como es lógico en estos tiempos, buscamos información en Internet, redes sociales…etc, para conocerlo un poco previamente y poder orientarnos, tanto para saber llegar, como para ver que podríamos probar (aunque luego veríamos que no haría falta).

    El local está “escondido”, no tanto por la calle, sino porque el edificio es pequeño y estrecho, no hay carteles rimbombantes en su exterior anunciándolo. Una vez dentro, confirmamos lo que se intuía desde fuera, local estrecho, pero largo, donde al final de todo se adivina la cocina a la luz de todos los comensales. La decoración es muy vintage, con toque de otros estilos, pero que, a mi parecer, le queda genial. No hay muchas mesas, 8-10 a lo sumo, algunas para dos, y alguna otra para 4-6 comensales.

    Aquí podéis ver algunos detalles de las mesas:

    cof

    Vamos al lío, estábamos repasando recomendaciones de otras personas en el móvil cuando llegó Iratxe Miranda (la responsable de este estupendo lugar) y nos vió y nos dijo que nos olvidaramos de eso, había carta nueva (que como luego nos contó suele rotar bastante) y poco o nada ibamos a poder probar de aquello. Así que nos pusimos en sus manos, y con una alegre simpatía y vivacidad nos comentó con gran detalle cada plato, y entre nuestros gustos y sus sugerencias nos quedamos con lo que finalmente probamos.

    Empezamos por unas Gyosas de carne pero con una especie de salsa cuya base creo recordar que nos comentó que era una Sopa Castellana. Las gyosas ya las conocéis todos, son  pequeñas empanadillas rellenas en esta ocasión de carne, me parecieron un pelín frias y con una carne que creo que se podría lograr un poco mas en cuanto a su sabor, pero muy correctas, pero la salsa….¡ay las salsas! Simplemente espectacular. Como podréis adivinar el pan se quedó escaso 😉

    Continuamos con unos Baos, esas mini hamburguesas tan de moda ahora, con este tipo de pan de origen chino cocido al vapor y que se puede rellanar casi de cualquier cosa. Nosotros nos decantamos por uno de foie y rucula y otro de crema de setas y salsa holandesa. El primero está bién, notable incluso por la calidad del foie, pero al lado del otro no hay color, parecía el típico brownie de chocolate, solo que en esta ocasión lo que se derretía era la crema de las setas, con ese sabor tan intenso con el contrapunto de la salsa holandesa sobre el bao. Posiblemente el bocado que más nos gustó.

    cof

    cof

    cof

    Finalizamos con un arroz de ají, pollo y jamón de pato. Simplemente perfecto, cremoso, y sí, bastante alegre, con ese picantillo tan típico, pero sin llegar a agobiar, que nos da este producto típico peruano.

    cof

     

    Para rematar, entre las diferentes opciones de postre que nos ofreció nuevamente Iratxe, acabamos con un Paseo por La Habana, un homenaje muy logrado con un mojito semi-sólido, donde podemos apreciar la lima, la hierbabuena y esos dos caramelos que coronan que están rellenos de ron, acompañados de dos puros de chocolate, rellenos de nata ahumada simulando a la perfección lo que sería el humo de un buen habano cubano.

     

    mde

    Acompañamos la comida con una cerveza (Alhambra) y abundante agua (había que conducir después, aunque ese arroz bien pediría un buen vino).

    La nota, presentada en una divertida caja, ascendió a unos 64 euros en total (para dos personas), un precio mas que correcto para una comida diferente, de calidad, en un sitio agradable  y con una gran atención por parte de su personal. ¡Volveremos!

    cof

     

     

  • No Records Found

    Sorry, no record were found. Please adjust your search criteria and try again.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *